Una naito en Zacatelco

Los moteles de paso son en verdad útiles para las emergencias, eso quedo bien claro la noche de ayer. Lástima que estas palabras introductorias no estén relacionadas con alguna anécdota sexual, no amiguitos lo que anteriormente he dicho lo escribo porque tras una cansada noche en la feria de Zacatelco tres pobres víctimas de la juerga improvisada, comprobaron la utilidad de unos de estos lugares.

El peculiar mensaje de “vienvenida”

El peculiar mensaje de “vienvenida”


El cruel (y crudo) despertar

El cruel (y crudo) despertar

Después de rondar por la feria, tomando y disfrutando en varios lugares, nuestra agitada noche nos llevo a Kachacuas, Borre y un servidor a terminar descansado en un motel de paso; verán nuestra odisea comenzó de forma improvisada –como la mayoría de nuestras aventuras más anecdóticas- así que no teníamos contemplado estar en cierto antro hasta pasada la media noche, no obstante el ambiente era agradable y la noche se prestaba para admirara a unas cuantas pitsias y beber cerveza hasta quedar rendidos, y lo hicimos; hubiéramos estado ahí hasta el amanecer si nuestro amigo Kachacuas no hubiera arrojado la toalla tan temprano, entranda la media noche el buen Kacha quedo rendido en la mesa por todo alcohol que había ingerido. Aun con un poco de conciencia, el Borre y un servidor acordamos que lo mejor sería retirarnos y prepararnos para dar una larga caminata hasta Panzacola, por fortuna aun había transporte que nos redujo la mitad del camino, llegamos a Guardia pero el frio era tal que desistimos de la idea de caminar y nos metimos al primer motel de paso que encontramos.

Es la primera vez que hacía uso de uno de esos lugares, es una pena que no haya sido con una joven devotchka en algún encuentro sexual, pero la idea de descansar lejos del frio también me agradaba. Cien pesos por una habitación con una cama para tres jóvenes ebrios… en otra vida tal vez eso hubiera dado paso a un encuentro gay, pero tratándose de nosotros no fue más que otra extraña situación para el libro de historias del clan.



Una respuesta a Una naito en Zacatelco

  1. cthulhu dice:

    mmmm creo que el final alternativo que propones hubiese sido muy interesante, pero sabemos que eso no pasaria por 2 cosas, snake hacia mal tercio y kachacuas le es fiel al monkey

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: